Día de la Madre_ Tierra de Juegos sitePocos entre nosotros han mirado a su madre de cerca.

¿Quién puede decir que ha visto a su Madre, realmente visto, así como es?

Haré con ustedes un ejercicio, cómo mirar a nuestra madre, cómo aprender a mirarla.

Nuestra madre fue niña una vez, igual que nosotros. Tuvo padres, nacida en una familia determinada, con sus destinos particulares, que a ella la han afectado y formado.

A veces, alguien murió demasiado pronto, tal vez la madre o el padre o un hermano. O quizás estuvo alguien muy enfermo y todos se han preocupado.

De niña ella también se preocupó y quizás dijo: estoy dispuesta a hacerme cargo de esto para que a otro le vaya mejor. Ya de niña fue acarreada por un destino ajeno.

Así la miramos. Y de repente nos percatamos de lo siguiente: nuestras expectativas o nuestras pretensiones con respecto a ella ignoran por completo lo que su alma ha movido, lo que su alma ha tomado de ella a su servicio para otro propósito.

¡Qué extraño resulta entonces el exigir y desear interiormente, y decirlo también, que ella esté totalmente aquí para nosotros, que no piense en nada más que en nosotros! ¡Pobres somos en nuestra alma!

¡Qué alejados del amor y de la felicidad!

Lo primero que nos queda por hacer es mirar a nuestra madre como a una mujer corriente con una historia, con una larga historia por parte de su familia. Esta historia la ha hecho humana, es decir imperfecta y justamente esta imperfección la hace especialmente bonita y simpática.

El comienzo de la felicidad es poder ver a nuestra madre con su humanidad y quererla tal como es.

Entonces prácticamente nada se opone más a la felicidad.

Esto es el comienzo de la felicidad que permanece.

La madre es la relación divina más grande para nosotros, no tiene la menor importancia como sea ella. Como madre es una revelación divina y nosotros nos quedamos frente a ella con devoción.

Y la vida detrás de la madre.

¿Cuál es su rostro?
Es el rostro de DIOS. El rostro de la vida detrás de nuestra madre es el rostro de Dios.

Ambas, la vida y la madre, son una grandeza inconmensurable.
Y nosotros como criaturas, en sintonía con nuestra madre y con la vida, nos hacemos grandes, con una grandeza indoblegable en el AMOR.

En el amor grande.
BERT HELLINGER

 

“Gracias Mamá así como eres, eres perfecta para mi”

Feliz día de la Madre y también a la Tierra que es nuestra Gran Madre.

Gracias por la vida, la Honro y la paso si puedo y si Dios así lo quiere,

Gracias a todas las Mamás de nuestro linaje,

Mi amor y homenaje a cada una.

?

Karina Portugal

Fundadora en Tierra de Juegos

Especialista en Bioenergética, Espiritualidad y Coaching Ontológico

Artículos relacionados

Dar y Recibir Dar y Recibir mi 50% - tu 50% En principio parece obvio y claro. Sin embargo, la búsqueda de equilibrio es eso, una búsqueda constante, un trabajo d...

2 comentarios en “Madre&Mama en palabras de Bert Hellinger

  1. Bellísimo artículo, Karina! Durante mucho tiempo estuve peleada con mi madre, sin dejar de hablarle pero no pudiendo conectarme con ella de una manera saludable. Hasta que con la ayuda de terapeutas y mentores logré poder mirarla como vos decís. Pude conectarme con su historia, con su infancia, con sus frustraciones. Pude hablar con ella de mujer a mujer. Pude pedirle perdón por haberla tratado de loca, cuando en realidad estaba haciendo un esfuerzo enorme por sobrevivir a circunstancias muy difíciles. Pude agradecerle todo lo que hizo por cuidar a nuestra familia, pude abrazarla muy fuerte. Hoy nuestro vínculo es hermoso a pesar de que ella sufre de una depresión severa. Nos disfrutamos con pequeñas cosas como compartir un almuerzo las dos solas o una cena familiar. A pesar de que a veces le cuesta conectar, cuando me mira y me sonríe siento que todo está bien….gracias Karina por inspirarme a escribir estas palabras sanadoras! Felicitaciones por tu hermosa página!

    • María Inés, que hermoso leerte! Sí, la relación con Mamá es la más importante de todas, porque de ella recibimos lo más preciado que tenemos: la vida.
      La mirada, el vernos: nos reinicia. Como vos decís, son palabras sanadoras, muchas gracias por abrir tu corazón y compartir. Un fuerte abrazo <3

Deja un comentario