Dar y Recibir

mi 50% – tu 50%

En principio parece obvio y claro. Sin embargo, la búsqueda de equilibrio es eso, una búsqueda constante, un trabajo diario

Corremos el peligro de estar tan acostumbrados a “el modo de relacionarnos” que a menudo perdemos de vista el efecto en nuestra relación de esta falta de compensación.

El equilibrio en la pareja permite que la relación crezca y se fortalezca a través del tiempo.

Pero cuando una de las partes “dá” sostenidamente más que la otra,  la relación se vuelve asimétrica,  similar a la relación entre padres e hijos.

Culturalmente muchas veces naturalizamos esta situación, por ejemplo cuando la mujer “asume el lugar de madre de su pareja” o cuando “el hombre asume una posición autoritaria respecto de su mujer.”

Desde la Filosofía de Constelaciones Familiares, esto sucede cuando “no hemos tomado a nuestros padres en nuestro corazón”, esto quiere decir: aceptarlos como son y estar en paz con la relación entre ellos  y con nosotros.

La influencia de la relación de nuestro padres en nuestra relación de pareja

Necesitamos aceptarlos como son y estar en paz, para respetar su destino, sin intentar resolver sus conflictos.

Cuando tenemos temas no resueltos con nuestros padres, llevamos a nuestra relación de pareja los mismos condicionamientos que no pudimos resolver y trascender en nuestro sistema familiar primario. De ahi deviene esta conducta paternal y/o maternal hacia la pareja.

El peligro de este tipo de conductas es que vivimos conflictos que no son nuestros y que por lo tanto no podemos resolver en nuestra relación.

Hacia el equilibrio adulto entre el dar y recibir

La solución es  ordenar nuestra conducta, asumir el lugar adulto que tenemos hoy en nuestra pareja y respetar a nuestra pareja como lo que es, un igual. Esto quiere decir, escucharlo activamente, no avasallar ni someternos, reconocer su aporte a la relación tan valioso como el nuestro.

Si empezamos a estar atentos en lo que damos en la relación, y a ocupar el 50% que nos corresponde, naturalmente  nuestra pareja notara la diferencia y tendrá la oportunidad de reorganizarse también.

Es difícil estar constantemente en un 50%-50%, sin embargo mientras mantengamos una compensación superadora  con nuestra pareja desde el amor y reconocimiento mutuo, esto es: si hoy recibí  más, mañana le devuelvo de más para compensar y un poco más 😉 para demostrar mi agradecimiento.

De esta manera ambos pueden “dar y recibir equilibradamente en el tiempo” y la relación se  mantiene saludable.

¿Estás ocupando tu 50%?

Te leo en los comentarios.

Luz y Consciencia,

Karina.

Artículos relacionados

Primavera 2017 Renovación y Florecimiento ¿Cómo estás? Llego la primavera al 2017 ❤ Siento una profunda inspiración por este momento del año, por todo el trab...
La piedra en el camino Tan sólo si "... fuera más inteligente, más sexy, pudiera hacerte ver la verdad, no estuvieras en mi contra y fueras mi amigo, te dieras cuenta d...