Dar y Recibir

mi 50% – tu 50%

En principio parece obvio y claro. Sin embargo, la búsqueda de equilibrio es eso, una búsqueda constante, un trabajo diario

Corremos el peligro de estar tan acostumbrados a “el modo de relacionarnos” que a menudo perdemos de vista el efecto en nuestra relación de esta falta de compensación.

El equilibrio en la pareja permite que la relación crezca y se fortalezca a través del tiempo.

Pero cuando una de las partes “dá” sostenidamente más que la otra,  la relación se vuelve asimétrica,  similar a la relación entre padres e hijos.

Culturalmente muchas veces naturalizamos esta situación, por ejemplo cuando la mujer “asume el lugar de madre de su pareja” o cuando “el hombre asume una posición autoritaria respecto de su mujer.”

Desde la Filosofía de Constelaciones Familiares, esto sucede cuando “no hemos tomado a nuestros padres en nuestro corazón”, esto quiere decir: aceptarlos como son y estar en paz con la relación entre ellos  y con nosotros.

La influencia de la relación de nuestro padres en nuestra relación de pareja

Necesitamos aceptarlos como son y estar en paz, para respetar su destino, sin intentar resolver sus conflictos.

Cuando tenemos temas no resueltos con nuestros padres, llevamos a nuestra relación de pareja los mismos condicionamientos que no pudimos resolver y trascender en nuestro sistema familiar primario. De ahi deviene esta conducta paternal y/o maternal hacia la pareja.

El peligro de este tipo de conductas es que vivimos conflictos que no son nuestros y que por lo tanto no podemos resolver en nuestra relación.

Hacia el equilibrio adulto entre el dar y recibir

La solución es  ordenar nuestra conducta, asumir el lugar adulto que tenemos hoy en nuestra pareja y respetar a nuestra pareja como lo que es, un igual. Esto quiere decir, escucharlo activamente, no avasallar ni someternos, reconocer su aporte a la relación tan valioso como el nuestro.

Si empezamos a estar atentos en lo que damos en la relación, y a ocupar el 50% que nos corresponde, naturalmente  nuestra pareja notara la diferencia y tendrá la oportunidad de reorganizarse también.

Es difícil estar constantemente en un 50%-50%, sin embargo mientras mantengamos una compensación superadora  con nuestra pareja desde el amor y reconocimiento mutuo, esto es: si hoy recibí  más, mañana le devuelvo de más para compensar y un poco más 😉 para demostrar mi agradecimiento.

De esta manera ambos pueden “dar y recibir equilibradamente en el tiempo” y la relación se  mantiene saludable.

¿Estás ocupando tu 50%?

Te leo en los comentarios.

Luz y Consciencia,

Karina.

Artículos relacionados

¿De qué hablamos cuando hablamos de Consciencia? HABLAMOS DE CONSCIENCIA COMO EL, "Grado de conocimiento sobre mi mismo y mi entorno. Es entrenable y va cambiando a medida que crecemos" Est...
Primavera 2017 Renovación y Florecimiento ¿Cómo estás? Llego la primavera al 2017 ❤ Siento una profunda inspiración por este momento del año, por todo el trab...